No todo vale para perder peso.

Loading...
Loading...

Cuando el sol empieza a ganar protagonismo, te pones ropa más ligera y parece que estás obligado a perder el peso que has ido acumulando durante meses. Proliferan entonces esos consejos de nutrición que todos nos creemos capaces de ofrecer. La mejor manera de ponerte en forma es hacerlo con cabeza. Para ello, te damos estas sencillas recomendaciones.

Operación BI-KI-NI

La pérdida de peso previa al verano debe ser una puesta a punto de tu salud, no solo en el peso, sino también en la forma física y en el control de los factores de riesgo cardiovascular. Para ello, te sugerimos reemplazar la operación bikini por la operación BI-KI-NI:

BI de bicicleta: aumento de la actividad física

Loading...

KI de kiwi: incrementa la ingesta de frutas y verduras y disminuye la de sal y grasas

NI de ni un cigarrillo más: abandona el tabaquismo

En primer lugar, deberás huir de dietas milagro ya que, además de ser peligrosas para tu salud, tienen un efecto rebote; es importante que te pongas en manos de un especialista para aprender a comer bien y sano. Un buen plan es iniciar una dieta acompañada de actividad física ligera, como caminar, y en una segunda fase, cuando la dieta se hace menos efectiva, incrementar progresivamente la cantidad de ejercicio. Aprovecha para abandonar el tabaco, sólo recuerda incrementar la actividad física y tener más control con la alimentación para no ganar kilos.

Loading...

Decálogo para una alimentación equilibrada

¿Difícil? Para nada. Aquí van estos diez sencillos puntos:

Loading...
  1. Aprende a comer. Si eres sincero contigo mismo y reconoces tus errores al comer, podrás subsanarlos y evitar así tener que estar “a régimen” continuamente.
  2. Más gasto energético. Cuando comienzas una dieta, tu organismo tiende a volverse ahorrador y aprende a vivir con menos energía. Por ello, además de reducir la ingesta calórica, es vital hacer ejercicio para perder peso.
  3. No hay alimentos prohibidos. Se puede comer de todo, pero moderadamente. Lo importante es llevar una dieta mediterránea rica en vegetales, frutas, legumbres y pescado.
  4. Cinco comidas al día. Realizar comidas menos copiosas y más frecuentes te ayuda a mantener el metabolismo activo y a evitar la ansiedad. No dejes pasar más de 3-4 horas sin tomar nada.
  5. Porciones más pequeñas. Reduce el tamaño habitual de los alimentos principales y acompáñalos con más guarnición, como verdura fresca o al vapor.
  6. Come despacio. Existen unas hormonas encargadas de la saciedad que, a los 20 minutos de comenzar a comer, se liberan para dar orden a nuestro cerebro de que estamos saciados.
  7. La compra, siempre con el estómago lleno. Salir a comprar con el estómago vacío hará que escojas alimentos poco beneficiosos. Evítalo.
  8. Al menos 1,5 litros de agua al día. Te ayudará a depurar el organismo de toxinas.
  9. Menos sal. El sodio hace que retengas líquido y provoca problemas en tu salud como la hipertensión arterial. Reduce su ingesta y también la de alimentos ricos en sal como conservas, precocinados o embutidos.
  10. Sé objetivo. Lo más importante de todo es ser realista con tus metas. Así las alcanzarás sin abandonarlas a la primera de cambio.

Cuando el peso es más que un problema de estética

Los efectos de la obesidad sobre la salud son enormes: enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos del aparato locomotor, mayor incidencia del cáncer, problemas respiratorios… De hecho, cada año fallecen en el mundo 2,8 millones de personas adultas como consecuencia de esta patología. Y puede prevenirse, sean cuales sean sus causas.

TRATAMIENTOS

Más allá de la dieta y el ejercicio, las personas con obesidad pueden considerar las técnicas que disminuyen la capacidad del estómago, entre ellas el balón intragástrico, la banda gástrica o la técnica POSE, que comprime el estómago y le da una forma parecida a un reloj de arena para que se tenga una sensación de saciedad prologada tras la ingestión de comida, reduciendo así la cantidad de alimentos que se toman. Para una obesidad severa, se puede realizar un by-pass gástrico o cirugía bariátrica. En todos estos casos, los candidatos son seleccionados cuidadosamente tras ser evaluados por un equipo multidisciplinar con pericia médica, nutricional, quirúrgica y psicológica.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *