Miedo a volar, superación con la psicología y la tecnología.

Loading...
Loading...

Evitar volar prolonga el miedo a volar.

Cuando tememos alguna cosa o situación tendemos a eludirla. A veces resulta imposible no subirse a un avión (más, si se vive en una isla) y aparecen otras conductas: beber alcohol, tomar tranquilizantes, ocupar un asiento determinado, sólo volar con buen tiempo… Las consecuencias de estos comportamientos pueden ser muy problemáticas.

Pero, ¿este miedo tiene solución?

“En términos generales” -según el doctor Carles Lupresti, jefe de psiquiatría y psicología de Hospital quirónsalud Barcelona,  “para todo tipo de fobia se precisa la integración de estrategias psicológicas diversas: desensibilización sistemática, exposición imaginal, psicopedagogía y, especialmente, en aquellos casos asociados a agorafobia, utilizar prudentemente la psicofarmacología como instrumento para acercarse al miedo y convertir la exposición al vuelo en algo razonablemente asumible que permita a la persona conectar con sus sentimientos de miedo o de pérdida de control”.

Loading...

“Lo más importante” -continúa- “es detectar en una primera entrevista quiénes realmente padecen miedo a volar y quiénes son sufridores de una agorafobia no diagnosticada. Los cursos de superación de fobias son efectivos solo en los primeros casos”.

¿En qué consiste?

El miedo a volar se manifiesta con sensaciones físicas desagradables (sudor, taquicardia, ahogo, temblores, etc.), pensamientos negativos (“voy a tener un ataque de pánico”, “voy a perder el control”, “voy a morir”, etc.) y conductas de huida o evitación (tomar tranquilizantes para subir al avión, volar solo si hace buen tiempo o únicamente en determinados tipos de aviones, o directamente, no volar, escogiendo otros medios de transporte si es posible).

Loading...

Las consecuencias del miedo a volar pueden ser muy importantes, sobre todo si el hecho de no hacerlo con normalidad implica no ir a según qué lugares de vacaciones o no acceder a según qué puestos de trabajo.

¿A qué tipo de personas afecta este problema?

Todos podemos llegar a sentir este temor. No es ninguna enfermedad, ni un síntoma de ningún desequilibrio personal. No significa ser cobarde. Aunque se haya volado con frecuencia y con normalidad, en algún momento de la vida se experimentan sensaciones desagradables al viajar por los aires y, a veces, se desencadena un miedo persistente.

No hay un perfil determinado de personas que tengan más riesgo que otras para presentar este problema. En todo caso, lo único que sabemos es que afecta ligeramente más a mujeres y a las personas que en general son nerviosas o con tendencia a preocuparse con más facilidad.

Un tratamiento eficaz, efectivo y eficiente para el miedo a volar

El Computer Assisted Fear of Flying Treatment (CAFFT) es un programa de tratamiento, asistido por ordenador y desarrollado por un grupo de investigación de la UIB, en el que se encuentra el psicólogo Joan Miquel Gelabert Mir. Está basado en la exposición, un procedimiento avalado científicamente y que en la actualidad es la terapia de elección para las fobias específicas. El índice de eficacia del protocolo de intervención es del 80% (un porcentaje muy alto en relación a otros tratamientos de otros trastornos del comportamiento).

Lógicamente, que tenga éxito no significa que la persona disfrute del vuelo, sino que lo pueda hacer normalmente, por ejemplo, sin necesidad de tomar bebidas alcohólicas o de sentarse en un asiento determinado. El programa se adapta a diferentes contextos e idiomas y se aplica a distancia a través de Internet.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *