Hipertiroidismo: causas, síntomas y tratamiento.

Loading...
Loading...

El hipertiroidismo se refiere a una hiperactividad de la glándula tiroides. Esta glándula se encarga de segregar la hormona tiroxina, encargada entre otras cosas de regular el metabolismo del organismo.

Cuando esta producción se altera, se produce hipotiroidismo si la producción de hormonas se vuelve lenta, e hipertiroidismo si por el contrario se acelera demasiado. Cualquiera de las dos afecciones debe atenderse de forma inmediata.

El hipertiroidismo tiene síntomas muy claros. No obstante, es el especialista el que debe realizar estudios, diagnosticar y prescribir el tratamiento oportuno. Es importante que ante los primeros síntomas acudamos al médico. El mayor riesgo del hipertiroidismo es que de no atenderse a tiempo, puede causar daños graves al corazón.

Loading...

Por esta razón, ante la presencia de síntomas hay que visitar al endocrinólogo, que es el especialista en el tema.

¿Qué lo causa?

El hipertiroidismo es una aceleración desmesurada de la función de la tiroides. Se le conoce también como tiroides hiperactiva, debido a que la actividad de la glándula es superior a la normal. La tiroides es la encargada de producir las hormonas T3 y T4, que están relacionadas con el funcionamiento del metabolismo entre otras funciones, como la temperatura corporal y la frecuencia cardiaca.

Loading...

Existen varias causas por las que el funcionamiento de la tiroides podría verse alterada y provocar hipertiroidismo. Una de ellas es la tiroiditis. Aunque no se saben las razones, puede ocurrir que la tiroides sufra una inflamación, que al mismo tiempo provoca una producción mayor de las hormonas T3 y T4. Esta afectación se vuelve crónica dando paso a hipertiroidismo.

Otra causa es la aparición del bocio tóxico. Cuando un adenoma se separa del resto de la glándula, produce demasiada T4, además de formar protuberancias que se manifiestan como un agrandamiento de la glándula.

Esta sobreproducción de T4 deriva en el hipertiroidismo. Una de las manifestaciones más evidentes de este problema es el ensanchamiento del cuello. La causa más común de la aparición de hipertiroidismo es la enfermedad de Graves. En este padecimiento lo que ocurre es que el sistema inmune se ve afectado, los anticuerpos estimulan demasiado a la tiroides y se provoca un descontrol en las cantidades de hormonas, lo cual deriva en una hiperactividad de la tiroides.

Síntomas del hipertiroidismo.

Manifiesta síntomas diferentes al hipotiroidismo. Debido a que esta glándula interviene en el funcionamiento metabólico y la frecuencia cardiaca, los síntomas que habitualmente se presentan están relacionados con estas dos funciones.

El problema viene cuando estos síntomas se confunden con otras enfermedades, pues podría no atenderse debidamente ni a tiempo. Así que ante cualquier sospecha y aparición de uno o varios de estos síntomas, la visita al endocrinólogo será la mejor opción.

1. Pérdida de peso.

Loading...

El síntoma más evidente y frecuente del hipertiroidismo es la pérdida de peso. Cuando existe una pérdida de peso repentina e involuntaria, a pesar de consumir los mismos alimentos y en la misma cantidad, se puede sospechar de hipertiroidismo. Debido a que esta enfermedad acelera el metabolismo, los alimentos y las grasas son procesadas de forma excesiva y esto produce una pérdida de peso acelerada y excesiva. Sobre todo al segundo mes, esto se vuelve más evidente.

2. Látidos rápidos e irregulares.

La glándula tiroides está involucrada con la frecuencia cardiaca, así que esta función también se ve alterada. Se dan palpitaciones superiores a las 100 por minuto, aun en estado de reposo, y también se altera la frecuencia cardíaca, produciendo arritmia. Junto con este síntoma pueden aparecer dolores en el pecho, como pequeños golpes. Esto se intensifica mucho al realizar cualquier actividad física, por menor que esta sea. Al mismo tiempo hay mucha fatiga debido al esfuerzo del cuerpo por mantener ese ritmo en las palpitaciones.

3. Inflamación en la base del cuello.

Otro síntoma obvio del hipertiroidismo es la aparición de bocio. Aunque no siempre ocurre este agrandamiento, su desarrollo está relacionado directamente con la glándula tiroides y su hiperactividad.

Cualquier inflamación o agrandamiento en el cuello que no cause dolor ha de ser revisado inmediatamente, antes de que aparezcan otros síntomas. Se trata de un signo claro de que la glándula tiroides ha sufrido cambios drásticos.

4. Fatiga, nerviosismo e irritabilidad.

Las alteraciones en la tiroides se manifiestan con fatiga e irritabilidad. Debido a que las pulsaciones son irregulares y demasiadas, la frecuencia cardiaca y el bombeo de sangre también se encuentran trabajando de forma acelerada y se da una fatiga crónica. Esto se nota especialmente cuando se siente cansancio aun cuando no se ha realizado actividad física. Paradójicamente, a pesar del cansancio hay dificultad para dormir, debido a que las palpitaciones no bajan y esto causa irritabilidad y nerviosismo.

5. Piel delgada y cabello frágil.

Si la piel comienza a sentirse demasiado delgada y el cabello demasiado frágil, puede ser síntoma de hipertiroidismo. Una vez que el metabolismo se altera, todas las funciones relacionadas con él se ven alteradas también. Al tratarse de la segregación de hormonas, el ciclo menstrual también puede verse afectado y junto a esto, las funciones que mantienen a la piel y el cuero cabelludo fuertes y tonificados.

Tratamiento.

El hipertiroidismo puede causar problemas cardíacos graves. Por eso se debe atender a tiempo. La buena noticia es que un tratamiento adecuado y a tiempo tiene resultados rápidos, permanentes y con un buen panorama. Habitualmente es el endocrinólogo quien realizará el diagnóstico. Se necesitan analíticas y pruebas de imagen de gammagrafía tiroidea, sobre todo si hay sospecha de bocio.

Después de analizar los resultados, se hace el diagnóstico definitivo. Parte del tratamiento es la administración de yodo radioactivo (una medicina antitiroidea) y en algunos casos se requiere cirugía para la retirada de la glándula. Salvo indicaciones contrarias del médico, se sugiere no realizar ejercicio ni cargar peso excesivo hasta que el hipertiroidismo se encuentre bajo control.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *