Cronobiología, Ponte en hora.

Loading...
Loading...

La cronobiología es una ciencia, relativamente nueva, que estudia los cambios biológicos desde el punto de vista de ‘la hora del día’ y se encarga del estudio de los ritmos circadianos del individuo (de circa, “alrededor”, y diano, “día”).

Y, ¿de qué dependen estos cambios? De nuestro reloj interno, que controla las pautas de sueño, conducta alimentaria, secreción de hormonas, tensión arterial y temperatura corporal.

Gracias a la sincronización de la luz que entra por nuestros ojos con el núcleo supraquiasmático (situado en el hipotálamo, justo detrás de los ojos), nuestro cuerpo sabe qué hora es.

Loading...

Pero ha sido recientemente cuando la medicina ha comenzado a ocuparse del estudio y conocimiento de los relojes de nuestra fisiología (cronobiología).

Para adentrarnos en el conocimiento de esta ciencia, ha entrevistado a Marta Garaulet, doctora en Farmacia, máster en Salud Pública por la Universidad de Harvard y nutricionista y docente en la misma, y catedrática de Fisiología en la Universidad de Murcia.

Garaulet acaba de publicar el libro “Los relojes de tu vida” (Ed. Planeta), que recoge las pautas para conocer nuestro ritmo biológico y cómo mejorar el bienestar a través de hábitos saludables, una obra que se suma a los más de 200 artículos científicos publicados en relación con la nutrición, en especial con la obesidad.

Loading...
Loading...

Según la investigadora todavía es una quimera la aplicación de la cronobiología a la práctica clínica. Debido a que es una ciencia incipiente, “no hay muchos especialistas que lo consideren en un tratamiento ni se planteen a qué hora administrar un fármaco, o a qué hora hay que hacer un tratamiento contra el cáncer”, declara.

Aunque reconoce que el reciente galardón al Premio Nobel de Medicina a tres investigadores estadounidenses por sus estudios sobre los mecanismos que regulan los ritmos circadianos, es “una noticia muy positiva para los que trabajamos en este campo ya que nos da fiabilidad”.

Elementos cronodisruptores

Los ritmos biológicos pueden verse alterados con la edad y otras circunstancias de la vida (como exponernos a la luz por la noche, comer a deshora, o la falta de sueño).

Empeñarnos en hacer aquello que va en contra de nuestro horario interno puede conducirnos al fracaso. De hecho, hablando de frustración, la cronobiología condiciona enormemente nuestra vida sexual.

Es común encontrar parejas de cronotipos opuestos y, pese a ser algo que ni nos planteemos, “influye muchísimo en las relaciones”, afirma Garaulet.

¿Parejas que viven con relojes diferentes? Según la especialista, si estás empezando a conocer a alguien, mejor indaga a qué cronotipo pertenece.

El cronotipo es difícil de cambiar

Alondras y búhos, ¿matutinos o vespertinos? Cada uno de nosotros tenemos unos ritmos internos característicos basados en nuestro propio cronotipo.

Cambiar esta situación “es difícil porque ello te viene marcado por la genética”. Es decir, que seas matutino o vespertino es una característica que está en tus genes.

Se sabe que las personas con un cronotipo nocturno presentan una peor salud circadiana pero, aunque no es una tarea sencilla, modificando tus hábitos de vida podrás mejorar tu salud circadiana.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *